1573071172_687227_1573072370_noticia_nor

MATERIALES PREPARATORIOS TIEMPO LITÚRGICOS: ADVIENTO

LECTURAS DEL TIEMPO DE ADVIENTO PARA MEDITAR
Domingo I

 

  • Isaías 2, 1-5

  • San Pablo a los Romanos 13, 11-14

  • Evangelio de Mateo 24, 37-44

 
Domingo II

 

  • Isaías 11, 1-10

  • San Pablo a los Romanos 15, 4-9

  • Evangelio de Mateo 3, 1-12


Domingo III

 

  • Isaías 35, 1-6a.10

  • Carta de San Jaime 5, 7-10

  • Evangelio de Mateo 11, 2-11

 

Domingo IV

 

  • Isaías 7, 10-14

  • San Pablo a los Romanos 1, 1-7

  • Evangelio de Mateo 1, 18-24


Navidad, misa del Gallo:

 

  • Isaías 9, 2-4.6-7

  • San Pablo a Tito 2, 11-14

  • Evangelio de Lucas 2, 1-14

corona-adviento.png
CARTA AL «NIÑO» JESÚS

Estimado Jesús:


Hace días que te queríamos escribir, pero nos daba un poco de miedo por lo que eres el Hijo de Dios y ... Hoy hemos cogido la máquina y, con cierta urgencia, Te escribimos. Se acerca la Navidad y queremos decir unas cuantas cosas.


Hemos pensado que no vale la pena que vuelvas; cada año pasa lo mismo y el ocho de enero volvemos a nuestra vida sin recordar nada más que los regalos, las comidas y las películas que hemos visto en el cine.


Este año el mundo está peor que nunca a punto de estallar la guerra en Oriente, miles de inmigrantes muriendo en las costas españolas, millones que mueren de hambre en África, la inseguridad en la calle, la opresión del hombre por el hombre continúa ... Parece que los problemas se hagan más graves cada año que pasa y lo de «Paz a los hombres de buena voluntad" ahora nos hace reír.


Tu Navidad es un comercio, para engordar ya tips, y los hambrientos siguen igual o peor. Pasa un rato, a las diez de la noche del 25 de diciembre, y fíjate un poco: en el «metro» piden caridad, en las calles oscuros roban y violan, las luciérnagas de la calle descubren la herida del hambre en la cara del obrero parado ...


Ves, no sirve de nada que vengas, no vale la pena volver a anunciar el mismo mensaje de siempre si nadie la escucha.


Deja dormir tranquilos los pastores, nada de angelitos que desvelen la gente para ir a Belén, y la estrella de los Reyes guárdalo para una ocasión mejor. Quédate en el cielo que estarás mejor.


Perdona si nos hemos «pasado» con nuestros consejos, pero seamos realistas:
pesan más los Bancos, las armas, las fiestas y lo que nos gusta, que un niño en un establo.

Santiago, Raquel, Ivan


(2º de ESO)

RESPUESTA DE JESÚS, CRISTO

Estimado amigos!


Recibí su carta el 26 de diciembre. Un poco demasiado tarde! Parece que los hombres siempre haga tarde en los momentos importantes.


Me gustó mucho su escrito, porque, aunque no os lo parezca, me anima a seguir viniendo cada año. Me parece que no ha entendido el sentido de la Navidad. Y es una lástima, porque creo que tenéis ganas.


Vea yo me muero de ganas de nacer en vuestros corazones para poder desde vosotros ayudar a tantos que lo necesitan. Yo quiero volver a encarnarse me, volver a hacerme hombre a través de cada uno de vosotros. Pero necesito corazones abiertos a mi persona, necesito corazones abiertos a la esperanza. Si ya no espere que las cosas pueden cambiar cierre su corazón a mi acción.


Mi pesebre es un envío para todos los que tenéis el corazón preparado para que yo pueda nacer en vosotros. Os envío para que deis vida en el mundo. Como quisiera verlo todo ya vivificado.


Preparad vuestros corazones y dejar me nacer. Abra sus ojos y descubra me en la cruz de tantos hombres y mujeres del mundo. Así llegaremos a la Navidad de los 365 días y en la Pascua de la vida.


Ah !, yo seguiré viniendo cada Nada¡, porque sé que encontraré siempre algún corazón abierto, y al final yo y ellos podremos más que los Bancos, las armas y sus gustos.

Os ama,

Jesús